Categorized | Autenticación, Seguridad

¿Cómo se organizan los nombres de usuario y las contraseñas en la web?

El cibernauta debe ingresar varias veces sus datos para consultar sus casillas de correo basadas en la web, o su presencia en las redes sociales. Así se generan decenas de registros personales. Cómo resguardarlos de los intrusos y delincuentes informáticos

En un principio fue el nombre de usuario y la contraseña. Esta actualización del comienzo del Génesis bíblico tiene su correlato en el repaso de las rutinas informáticas de una persona que dispone de una computadora en el hogar o en el trabajo conectada a Internet o que recurre a un locutorio o cibercafé para vincularse a la Red.

Luego de iniciar la sesión en el sistema operativo (si está bien configurado, debería tener un nombre de usuario y contraseña), el cibernauta ingresa a su casilla de correo basada en la web. Hoy es habitual que uno disponga varios e-mails con diferentes fines: laborales, para parientes y amigos, para recibir promociones, para estudio o capacitación. Esas casillas pueden estar en Windows Live Hotmail, Gmail y Yahoo, por mencionar los principales proveedores de webmail. También se puede dar el caso que deba consultar a través de la web la casilla de e-mail que le provee su trabajo o la universidad. Otra vez deberá escribir entonces su nombre de usuario y contraseña.

Después, la persona ingresa y actualiza su presencia en las redes sociales, como Facebook, MySpace o Sonico; escribe algo en Twitter, la red social de microblogging; y consulta el saldo de su cuenta bancaria en el sitio de “homebanking” de su entidad financiera o chequea su situación impositiva en la AFIP. Mientras tanto chatea por el Windows Live Messenger (el MSN), Yahoo Messenger o Gtalk. Y también debe ingresar sus registros personales en sitios de noticias de acceso pago.

Al final del día, publica un resumen de la jornada en su blog basado en Blogger o WordPress y repasa la marcha de sus compras y ventas a través de un portal de subastas como MercadoLibre o Masoportunidades.

Seguir leyendo el articulo original >>

Leave a Reply

Patrocinadores